El Corredor de Almansa

El Corredor de Almansa

En el ámbito alpino del tercio oriental de Castilla-La Mancha, allí donde las muelas, parameras o serrezuelas se adueñan del paisaje, se configuran entre estas unos corredores, amplios unas veces y más estrechos otras, que adquieren perfiles bien diferenciados. Estas depresiones han sido aprovechadas por las vías de comunicación; algunas de ellas enlazan la comunidad castellano-manchega con Aragón, en el caso de la depresión de Molina, o con la Comunidad Valenciana en el caso del corredor de Almansa. En el tramo más meridional, ya en la provincia de Albacete, aparecen tres ámbitos con este tipo de paisaje. El primero en el límite meridional de La Manchuela, entre el cañón del río Júcar y los altos de Malefatón (1.108 m), que servirá de puerta de acceso a la Comunidad Valenciana por Ayora; el segundo, de mayor entidad, coincide con la depresión de Almansa, aprovechada por carreteras y ferrocarril en su salida de la Meseta hacia tierras levantinas; y el tercero, con centro en Caudete, es, de hecho, un apéndice más meridional del propio corredor de Almansa, aunque estructuralmente perteneciente al dominio bético. Fuente: Atlas de Castilla-La Mancha 38.875874, -1.274493

0907_JoseanTomas_CorredordeAlmansa_web.jpg

Parámetros de la fotografía:
Cámara: NIKON D3200. Longitud focal: 18mm. ISO: 400. Apertura: ƒ/10. Velocidad: 1/320s.

5 comentarios en «El Corredor de Almansa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.