El cuco de la cantera

El cuco de la cantera

Este cuco esta situado detrás de la cantera de Los Serranos, la parte alta de la montaña, 38°51’33.0″N 1°01’32.0″W Desde allí se ve muy bien el pueblo, el Mugrón, la finca Los Pandos, la charca de yesos Maxim

0114_AntonioEstepa_CUCO-DE-LA-CANTERA_web.jpg

Parámetros de la fotografía:
Cámara: Canon EOS 77D. Longitud focal: 90mm. ISO: 100. Apertura: ƒ/6.3. Velocidad: 1/400s.

5 comentarios en «El cuco de la cantera»

  1. La fotografía muy chula. Aunque debería llamarse el cuco de la vergüenza.
    «Eso ni es cuco ni es na».
    Por si no se sabe, una empresa se cargó el cuco de los Pandos y desde el Ayuntamiento le obligaron a «reconstruirlo». Como si un cuco se pudiera reconstruir una vez eliminado por completo.
    Un cuco, nunca se puede reconstruir, se podrá construir algo parecido, pero nunca reconstruirlo.
    Pero además lo construyen en otro emplazamiento que no es el original del cuco de los Pandos (por eso está bien no volverlo a llamar cuco de los Pandos), con lo cual su relación con el territorio queda totalmente desvirtuada puesto que se emplaza en otro lugar según el criterio de «no se quien», cosa que en un inmueble patrimonial de carácter popular considero una barbaridad.
    Pero ya el colmo es la técnica constructiva que utilizan para su construcción.
    Lo que hace singular a un cuco tradicional, además de su forma, es su técnica constructiva. Se construyen con piedra en seco, sin ningún elemento aglomerante tipo cemento, yeso o cal, lo que lleva aparejado la elección adecuada de las piedras, cierto trabajo de las mismas y sobre todo mucho tiempo para su ejecución, puesto que la piedra, al no ir sujeta por ningún tipo de aglomerante, hay que colocarla adecuadamente, y no siempre se acierta a la primera. Esta técnica constructiva se basa en la teoría empírica por excelencia: la teoría de la prueba-error. De esta manera se consigue un elemento estructural que se denomina «falsa bóveda», porque formalmente se parece a una bóveda pero no trabaja estructuralmente como éstas.
    En el cuco de la vergüenza, la técnica constructiva empleada no es la de la piedra en seco, sino que las piedras están unidas por pasta de cemento, y aunque por fuera no aparecen, en su interior se pueden ver como utilizan el cemento para unir las distintas piedras. Así no necesitan apoyarse tanto en las piedras inferiores que las deberían soportar. ¿Que conseguimos con esto? Recuperar el cuco de los Pandos, desde luego NO. Tenemos una cosa, en un lugar del término municipal de Almansa, construída con técnicas nada populares, que por tanto NO ES UN CUCO .
    Espero que al menos tenga algún uso.
    Perdón.

  2. Pues ha sido muy aclaratorio, yo pensaba que era el cuco de Los Pandos, pero si no es igual que el destruido, ni está en el mismo sitio, ni con técnicas de construcción en seco habrá que bautizarlo al menos. Gracias a la foto de Antonio Estepa por visibilizar el cuco que da pie al debate.

  3. Gracias por instruirnos en la edificación de cucos y por contarnos la historia de esta edificación, nosotros solo fotografiamos lo que vemos, agradecemos las aportaciones sobre la historia o anécdotas del lugar.

  4. Totalmente de acuerdo, el cuco de los pandos ya no existe. Que valga como recuerdo de la incompetencia de algunos. Por cierto la foto muy chula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.